El nuevo orden borbónico

El Decreto de Nueva Planta estableció un gobierno absoluto. El nuevo poder se estructuró a tres niveles: el capitán general, primera autoridad y jefe del ejército; la Real Audiencia, tribunal superior y responsable del gobierno; y la Superintendencia, con competencias fiscales.

El nuevo régimen mantuvo los impuestos ordinarios, incautó los de la Generalitat y del Consejo de Ciento, y creó nuevos impuestos indirectos y uno directo, el catastro; sólo este impuesto multiplicó por siete los servicios aprobados en la última Corte General. Además, suprimió todas las universidades existentes y creó una nueva en Cervera. La lengua catalana fue progresivamente prohibida en todos los ámbitos públicos.





Objetos relacionados


ver las piezas como galería


Facebook Twitter Google+

  • |
  • |



ÁMBITOS DE LA EXPOSICIÓN

×