El austriacismo al poder

La Corte General de Cataluña convocada por Carlos III confirmó y amplió la mayoría de medidas aprobadas en la anterior convocatoria, y añadió todavía algunas otras como el retorno a las instituciones catalanas del control de las listas de insaculados (personas que podían ser candidatas a los cargos).

También acordó la exclusión de los Borbones del gobierno de Cataluña y aprobó un importante donativo para sufragar la guerra.

Carlos organizó su gobierno mediante dos secretarías de Estado: una para los asuntos hispánicos, en manos del catalán Ramon de Vilana-Perles, y la otra para Italia. Además, reprodujo en Barcelona los diferentes consejos de la monarquía, como los de Aragón, de Italia y de Castilla.

La situación de guerra permanente provocó un fuerte endeudamiento y una activa política monetaria.

Barcelona, Corte real El arte en tiempos de guerra




Objetos relacionados


ver las piezas como galería


Facebook Twitter Google+

  • |
  • |



ÁMBITOS DE LA EXPOSICIÓN

×